El sistema auditivo humano no responde de manera lineal a los estímulos que recibe, sino que lo hace de una forma logarítmica, aproximadamente. Se percibirá el mismo cambio al paso de 100 Hz a 125 Hz que de 1000Hz a 1250 Hz. Esta misma sensación ocurre con el volumen de un sonido (se percibe le mismo cambio de de altura tonal al pasar de una presión p a 2p que de 4p a 8p) o cuando se coge un peso (se nota el mismo cambio al pasar de 1 kg a 1,2 kg que de 10 kg a 12 kg). Esta sensación se puede expresar por medio del gráfico de la figura 1. (ley de Weber-Fechner, si el estímulo varía en progresión geométrica, la sensación lo hace en progresión aritmética).
Se denomina impedancia acústica a la característica del medio que mide la oposición o inercia de éste a que se propague la onda sonora (mide la eficiencia con que la señal se propaga en un material):
Una banda de frecuencia es una zona del espectro caracterizada por dos frecuencias límite (inferior y superior) y una frecuencia central, siendo su ancho la diferencia entre las dos frecuencias límite. Para realizar el análisis espectral de un sonido, el rango audible (20 – 20000 Hz) se divide en bandas de frecuencia que cumplen:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.