En el estudio de la propagación del sonido en campo libre, es decir, en ambientes exteriores, es preciso diferenciar dos tipos de fuentes sonoras. En el caso de las fuentes sonoras puntuales, se considera que toda la potencia de emisión sonora está concentrada en un punto. Se suelen considerar como fuentes puntuales aquellas máquinas estáticas o actividades que se ubican en una zona relativamente restringida del territorio. Dependiendo del detalle del análisis las fuentes puntuales muy próximas pueden agruparse y considerarse como una única fuente.

Publicado en Conceptos generales

La velocidad de propagación del sonido (m/s) es la distancia recorrida por la onda en la unidad de tiempo, medida en una determinada dirección de propagación, dependiendo de la densidad (varía con la presión, humedad, temperatura, etc.) y de la elasticidad del medio.

Para aire a 0ºC, a la presión atmosférica (1,013 105 Pa) y una densidad ρ0 de 1,293 kg/m3, se tiene c0 = 330 m/s. Como c = c0 (1+ t/273)1/2, si aumenta la temperatura aumenta la velocidad. Para una temperatura de 20ºC la velocidad es de 342 m/s.

En sólidos la velocidad es mayor que en gases y líquidos, por ser más densos y elásticos, dependiendo mucho de la frecuencia (dispersión), del tipo de onda (longitudinal o transversal) y de la homogeneidad del material.

Publicado en Conceptos generales

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.