En el estudio de la propagación del sonido en campo libre, es decir, en ambientes exteriores, es preciso diferenciar dos tipos de fuentes sonoras. En el caso de las fuentes sonoras puntuales, se considera que toda la potencia de emisión sonora está concentrada en un punto. Se suelen considerar como fuentes puntuales aquellas máquinas estáticas o actividades que se ubican en una zona relativamente restringida del territorio. Dependiendo del detalle del análisis las fuentes puntuales muy próximas pueden agruparse y considerarse como una única fuente.
Para grandes locales, existen diferentes criterios a la hora de establecer unas especificaciones acústicas máximas admisibles con el fin de asegurar una calidad sonora determinada. Dos de los criterios que se emplean son el definido por el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios) y el recomendado por ASHRAE (American Society of Heating, Refrigeration and Air-Conditioning Engineers). Estas curvas de valoración (por ejemplo, NC, RC) permiten relacionar el espectro de ruido con la perturbación que produce en el desarrollo de una actividad determinada. Para la determinación del índice, simplemente se compara el espectro de ruido medido en bandas de octava con los valores de una serie de curvas normalizadas. El valor del índice en cuestión corresponderá con el de la curva inmediatamente superior al máximo nivel espectral del ruido.
Los diferentes tipos de ruido se pueden clasificar de la siguiente manera: Ruido continuo: se produce por maquinaria que opera del mismo modo sin interrupción, por ejemplo, ventiladores, bombas y equipos de proceso. Para determinar el nivel de ruido es suficiente medir durante unos pocos minutos con un equipo manual (figura 1.).
Para tener una idea de las fluctuaciones de sonido a lo largo del tiempo, se suelen usar unos índices estadísticos llamados niveles percentiles (tanto en dB como en dBA). El nivel percentil n, Ln, es el nivel que se sobrepasa o iguala durante el n% del período de medida (figura 3.). Se suelen usar los percentiles L1, L5, L10, L50, L90, L95 y L99.
Los parámetros LAFmax, LASmax y LAImax (figura 1.) se refieren al nivel máximo de ruido ponderado A medido con ponderación temporal Rápida (F), Lenta (S) o Impulso (I). Son los niveles más altos de ruido ambiental que suceden durante el tiempo de medición y se utilizan conjuntamente con otros parámetros de ruido (por ejemplo, LAeq,T) para asegurar que un suceso de ruido individual no exceda el límite. Es esencial que se especifique la ponderación temporal (F, S o I). Por lo mismo, los niveles mínimos de ruido ambiental ponderado A medidos con ponderación temporal Rápida (F), Lenta (S) o Impulso (I) son LAFmin, LASmin y LAImin (figura 2.).

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.