En las figuras 1. y 2. se tienen esquemas de estos materiales absorbentes y sus curvas de absorción típicas.
La cantidad total de absorción en un recinto corresponde a la suma de todas las absorciones parciales de las varias superficies. A este resultado habrá que añadir la de las personas, la del mobiliario y la del aire de la sala cuando ésta posee un volumen muy grande.
Las normas definen cinco clases de absorción acústica en los materiales:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.