Lunes, 12 Noviembre 2012 10:32

¿Cómo se certifica acústicamente una terraza de una cafetería / bar/ restaurante en la Comunidad Autónoma de Andalucía, acorde con el Decreto 6/2012?

La gran dificultad de certificar acústicamente una terraza de un bar o de un restaurante reside en demostrar que el nivel generado por la actividad humana (típica de estas actividades) no molesta a los vecinos más próximos. Esto se puede demostrar (al menos teóricamente, dada la variabilidad de la generación acústica de estas actividades) justificando que la diferencia de energía acústica entre la terraza y las posibles fachadas afectadas por la misma es suficiente como para garantizar que se cumplen los niveles establecidos por la Tabla VII + 3 dBA.

El ensayo acústico para justificar este hecho puede hacerse de la siguiente manera:

- Usar como fuente ruidosa ruido rosa, generado por un altavoz dodecaédrico (por la onmidireccionalidad de la fuente) ubicado en la zona más próxima a las fachada afectadas, y a una altura de entre 0,5 y 1 metro del suelo (es decir, simulando el entorno de las mesas físicamente más próximas). El nivel de sonido al cual calibrar la fuente debería de ser el máximo disponible a fin de verse lo mínimamente afectado por el ruido de fondo de la zona.

- Hacer una medición del espectro sonoro junto al altavoz (al menos 1 metro separado del mismo, o tal vez en el límite imaginario de la zona ocupada por la terraza), y en la fachada afectada (en la ventana más afectada, a ser posible con la ventana abierta, y a la altura que sea precisa). Recomendamos hacer la medición en bandas de octava (al menos).

- Registrar las curvas de niveles sonoros en todo su espectro, y calcular la diferencia bruta entre ambas (L1 – L2): poner gráfica de ejemplo.

- Predecir el nivel esperado en la fachada afectada sobre un espectro tipo de emisión de una terraza (por ejemplo el siguiente – ponerlo en ABO). Ponderar esta nivel a dBA en globales y comparar con los límites de la Tabla VII + 3 dBA, a fin de verificar la viabilidad de esta actividad en la zona afectada.

NOTA: este procedimiento puede ser repetidos para diferentes zonas de las terrazas (sobre todo las de grandes dimensiones y/o las que tiene diferentes zonas afectadas), a fin de delimitar las distancias mínimas necesarias en las que ubicar las mesas y el público de la terraza.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.