Lunes, 12 Noviembre 2012 10:24

¿Qué ensayos son necesarios para certificar acústicamente una actividad en la Comunidad Autónoma de Andalucía, acorde con el Decreto 6/2012?

Existen dos grupos de exigencias de ensayos acústicos para certificar actividades ruidosas en Andalucía: las de inmisión sonora (aplicables a todas las actividades, ruidosas o no, pero susceptibles de producir molestias de ruidos o de vibraciones), y las de aislamiento acústico (aplicables a las que se desarrollan en recintos cerrados).

Exigencias de inmisión de la actividad: se deben de realizar ensayos de inmisión sonora, incluyendo dentro de los ensayos tanto las inmisiones ocasionadas por la maquinaria, instalaciones y equipos ruidosos (aires acondicionados, ventilación, climatización, audio, compresores, bombas, ....), como los que genera la propia actividad por la pública concurrencia (acciones ruidosas generadas por los humanos).  Se deberán de justificar que se cumplen los límites de inmisión en espacios exteriores (Tabla VII), y en espacios interiores (Tabla VI) si le son de aplicación.

Exigencias de aislamientos – caso de que la actividad se desarrolle en recintos cerrados: es necesario llevar a cabo ensayos de aislamientos acústicos a ruido aéreo, y los límites a cumplir dependen de los niveles que supuestamente se generarán en el interior del recinto durante el funcionamiento del mismo, a razón de:

  1. DnTA con respecto a recintos protegidos:
    • Tipo 3: DnTA > 75 dBA
    • Tipo 2: DnTA > 65 dBA
    • Tipo 1: DnTA > 60 dBA
    • Niveles superiores  a 70 dBA e inferiores a 80 dBA (actividades comerciales de toda tipología entre otras): DnTA > 55 dBA
  2. Aislamientos de fachada DA:
    • Tipo 3: DA > 55 dBA
    • Tipo 2: DA > 40 dBA
  3. Exigencias de ruidos de impacto: aplica a toda actividad susceptible de transmitir molestias de origen estructural. De ellas desatacamos las siguientes: supermercados y tiendas similares (en donde existe arrastre de mercancía por el suelo), almacenes, muelles de carga y descarga, locales con actividades de restauración y ocio, boleras, salas de baile y danza, actividades industriales,… Sobre estas salas, se deberá de llevar a cabo una serie de ensayos acorde con la sistemática de ensayo propuesta por las Normas UNE EN ISO 140:7ª y 14ª, tal que usando como fuente una máquina normalizada de ruidos de impactos, no se superen en los recintos protegidos afectados los niveles propuestos por el Artículo 33.5.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.